ORGÁNICOS CABRITA es un programa de capricultura ecológica para producción de leche, quesos y sus derivados con ejemplares caprinos que comparten una alta variabilidad genética típica de las razas Saanen, Alpina Francesa, Alpina Americana,Toggenburg y Anglonubiana. Los apriscos están localizados en nuestras dos (2) fincas.

Nuestras cabras son alimentadas con una variedad de especies forrajeras cultivadas orgánicamente. Su dieta diaria es de “ensaladas” preparadas con porciones de, entre otros forrajes, pasto imperial, trigo amazónico, maní forrajero, sauco, caña, ramio, chachafruto, nacedero, mata ratón, cratilia, morera, moringa, frijol caupi, guandul, vástagos y hojas de plátano o banano, sidrapapa, zapallo, yuca. Esta dieta rica y variada nos permite ofrecer productos lácteos de altísima calidad, inconfundible sabor, y lo mejor, completamente orgánicos.

Ofrecemos leche pasteurizada, yogurt, ricotta, queso fresco tipo campesino, queso tibetano y maduro. Vendemos estos productos directamente a los consumidores en los mercados orgánicos que nuestra Asociación de Productores Orgánicos, ASOPROORGANICOS realiza todos los sábados en el Parqueadero de la CVC, Carrera 57 entre calles 11 y 12. Infórmes en los teléfonos 310 458 4293 y 5542209, Cali, Colombia.

Para compra de cabras, cabretonas y reproductores comuníquese a los teléfonos 312 777 2860 y 5542209.

imagenes
« 1 de 2 »

 

La Mejor es la Leche de Cabra

Es más rica en vitaminas y minerales. Tiene altos contenidos de vitamina A (en lugar de carotenos) y mayor biodisponibilidad de minerales como calcio, fósforo, potasio y magnesio, por lo que resulta indicado para fortalecer el sistema inmunológico y de gran beneficio para mantener una buena salud.

Presenta menor nivel de colesterol que otras leches (entre 30% y 40% menos), convirtiéndose en el alimento ideal para prevenir la diabetes y la arteriosclerosis, así como otras afecciones cardiovasculares. Se digiere más rápida y fácilmente que la leche de vaca porque sus glóbulos de grasa son mucho más pequeños que los de la leche vacuna y también sus ácidos grasos tienen cadenas moleculares más cortas. Estos ácidos grasos de cadena corta no inflaman la mucosa intestinal como ocurre con los ácidos grasos de cadenas largas. Debido a su gran capacidad “buffer” o amortiguadora de la acidez, es de gran ayuda en la prevención y tratamiento de desórdenes gástricos y esofágicos.

En la opción indicada para las personas alérgicas a la leche de vaca. Como en su composición proteica no contiene la caseína Alfa S1­, responsable de las alergias, entonces la lecha de cabra no produce alergias. Tampoco inflama la mucosa intestinal, como ocurre con la leche de vaca. Es una bebida deliciosa, fría o caliente.