la cabra prefiere ramonear las hojas, los brotes y ramas tiernos

¿DONDE ESTA HERENCIA?

AL SUR DE CALI

En Jamundí

Herencia es el nombre del predio de tres hectáreas donde establecimos un segundo aprisco, ubicado en las goteras del casco urbano de Jamundi al sur de Cali, a siete kilómetros de la margen izquierda del rio Cauca, en una zona que está perdiendo su condición rural avasallada por la expansión urbanística, cada día más vecina de nuestros linderos. Es un terreno totalmente plano a 950 msnm de régimen climático bimodal propio del bosque seco tropical, BsT,

Finca Herencia establo de cabras José María Borrero

Establo Cabras

Detalle de uno de los establos de cabras en la finca Herencia

Finca Herencia Jose Maria Borrero cabras ramoneando

Cabras Ramoneando

José María en compañía de cabras ramoneando en árbol de matarratón

Con dos temporadas lluviosas entre los meses de abril-mayo y octubre-noviembre, en cuyas noches la temperatura puede descender a los 15 grados centígrados; y dos temporadas secas entre los meses de enero-febrero y julio-agosto, cuando la temperatura sube en el día hasta los 38-39.  Tanto los promedios de la precipitación anual, de 1200 a 2000 ml año, como la regularidad del régimen climático bimodal han sido alterados por el cambio y la variabilidad climáticos.  

SOBRE HERENCIA

Bosque seco tropical

En el año 2007 era un potrero cubierto de pasto estrella con un samán, una ceiba, dos pisamos, algunos chiminangos en los cercos, un caimo y un marañón.  Durante 30 años hizo parte de un predio de mayor extensión dedicado a la ganadería extensiva que, probablemente, en el pasado tuvo cultivos de arroz en virtud de su alto nivel freático.

En la planeación del pastoreo el capricultor debe tener presente que la cabra prefiere ramonear las hojas, los brotes y ramas tiernos, las flores y los frutos de árboles y arbustos, en lugar de consumir gramíneas al nivel del suelo. Y de las especies que ramonea prefiere aquellas que están por encima de su cabeza, cuyas ramas y hojas alcanza parándose en sus dos patas traseras.

finca-herencia-jose-maria-borrero-cabras-ramoneando

PLANEACIÓN DE POTREROS

La preferencia de pararse en sus patas traseras para alimentarse es no solo determinante para optimizar los beneficios de su dieta diaria, sino para su bienestar y condición corporal.  Con este criterio como guía el capricultor define en su predio el sitio donde ubicará la zona del pastoreo-ramoneo. En Herencia ocupa dos áreas independientes que suman ocho mil (8000) metros aproximadamente. Una es contigua a los establos y está dividida por cerca eléctrica en nueve (9) potreros. La otra, vecina a una franja de forrajes, no tiene cerca y los espacios que ocupan las cabras cada día se delimitan con una cinta móvil conectada a un impulsador de corriente eléctrica.  En cada potrero las cabras pastorean y ramonean solamente por un día, adonde regresan en 30-40 días cuando el pasto y los forrajes se han recuperado. La rotación de potreros debe ser adoptada como una práctica de manejo rutinaria para garantizar la salud animal evitando la infestación parasitaria que suele presentarse si el pastoreo se prolonga por varios días en un mismo potrero.

En la planificación de la alimentación conservamos el pasto estrella que tenían los potreros y adicionalmente sembramos surcos de botón de oro (Thitonia diversifolia) y pisamo (Erythrina poeppigiana) cuyas ramas tiernas, hojas y brotes las cabras ramonean diariamente. Mediante esta sencilla técnica de cultivo multiestrato se multiplica la producción de biomasa vegetal por potrero y de paso se transforma el pastoreo de las cabras en una gratificante experiencia de ramoneo.

Conservamos el pasto estrella que tenían los potreros y adicionalmente sembramos surcos de botón de oro (Thitonia diversifolia) y pisamo (Erythrina poeppigiana) cuyas ramas tiernas, hojas y brotes las cabras ramonean diariamente. Mediante esta sencilla técnica de cultivo multiestrato se multiplica la producción de biomasa vegetal por potrero y de paso se transforma el pastoreo de las cabras en una gratificante experiencia de ramoneo. 

MÁS SOBRE HERENCIA

Huerto mixto

El huerto mixto ocupa quince mil metros cuadrados (15.000 m2), aproximadamente, en dirección oeste-este del predio en dos franjas de seis mil metros (6.000 m2) cada una y una estrecha franja longitudinal de tres mil metros (3.000 m2). En las dos primeras se han reservado surcos para los cultivos de pancoger. En estas franjas sembramos árboles frutales a lo largo de los surcos con distancia promedia de cinco metros entre ellos y de diez metros de surco a surco.

Actualmente se encuentran en producción limones (Citrus x limon) (“pajarito”, mandarino y de corteza corrugada), naranjos (Citrus x sinensis) (tres variedades), mandarinos (Citrus reticulata, var. OnecoJ  y var. Clementina), toronja roja (Citrus × paradisi), pomelo (Citrus maxima, sin. C. grandes), jaboticabas, mangostinos (Garcinia mangostana), guamos (dos variedades), mangos (Mangifera indica) (tres variedades), mamoncillos (Melicoccus bijugatus), guayabos, granados (Punica granatum), grosellos (Phyllanthus acidus),  guanábano (Annona muricata), anón amazónico (Rollinia mucosa), varios noni (Morinda citrifolia), pitanga (Eugenia uniflora), marañón (Anacardium occidentale), caimo (Pouteria caimito), cacao (Theobroma cacao), peras de malaca (Eugenia malaccensis L), un uvero de playa (Coccoloba uvifera), uva caimarona (Pourouma cecropiifolia), un lychee (Litchi chinensis), mamey (Mammea americana), jaco, jaca o yaca (Artocarpus heterophyllus) y muchos árboles de pan, “pan de árbol” o “pepa de pan” (Artocarpus communis, Artocarpus incisa).

“La primera y más respetable de las artes
es la agricultura.”

- Jean Jacques Rousseau
Finca Herencia Beatriz y Jose Maria con sus cabritas

RECORRIDO EN LA "HERENCIA"

Al entrar a Herencia el visitante encuentra bancos forrajeros a ambos lados del camino. Al lado derecho se destaca un estanque donde, como en Cabrita, es un reservorio de agua cultivado con la azola anabaena para alimentar a las gallinas (figura 11). En su periferia se encuentra un chambimbe, mangos, totumos (Crescentia cujete) y plantas de bore (Alocacia macrorrhiza), una arácea gigante (herbácea) que puede alcanzar hasta 5 m de altura y sus hojas hasta un metro de largo, que también aprovechamos para las gallinas.  Es una planta muy eficiente captando energía solar bajo sombrío que permite asociarla con árboles y otras especies, por ejemplo, el plátano.   Los frutos del totumo, tan conocidos en el Valle del Cauca como recipientes para empacar el manjarblanco, los comen las cabras con mucho gusto cuando están verdes.  Atrás del estanque se distinguen malvaviscos, pisamos y plátanos. Dos pasos adelante están los panes de árbol o “pepa de pan” asociados con los nacederos que se favorecen con la semisombra de los primeros. Si bien el nacedero puede crecer hasta los 12 metros, con el corte periódico para su aprovechamiento se mantiene por debajo de los dos metros. Esta es una asociación exitosa que nos ha garantizado abundante producción de follaje, tanto del nacedero como del pan de árbol y, mejor aún, del fruto de pan, una de las frutas carnosas más energéticas, con contenidos de potasio, calcio, fósforo y hierro, y  vitamina C, la más abundante, y en menor medida A, B, B1, B2 y B3. Las cabras la comen cruda y nosotros cocida con un poco de sal.