Nuestra familia Caprina

LAS MEJORES CABRAS

Experiencia
de 20 años

En nuestros apriscos se encuentran ejemplares de las razas lecheras más conocidas de origen africano, norteamericano y europeo, la Alpina en sus distintos colores (Chamoise, Cou Blanc, Cou Noir, Sundgau y Black), Anglonubiana, La Mancha, Saanen y Toggenburg, cada una con características fenotípicas bien definidas.

“Si bien existen diferencias en el biotipo de las diferentes razas lecheras, durante 20 años de relación con mis cabras he aprendido que todas comparten atributos comunes de los cuales es posible predicar la belleza, salud, condición física y aptitud para la producción de leche.”

– JOSÉ MARÍA BORRERO

Atributos distinguibles

A simple vista en la disposición de sus patas, tanto anteriores como posteriores, el tamaño del pecho, la caja torácica, hombros, vientre, dorso o lomo, anca, caderas, aplomos, ubres y pezones.  En cabras adultas algunos autores recomiendan darle la mayor importancia a la ubre: “Una cabra vale según su ubre” porque de su buena conformación, tamaño y disposición dependerá la mayor o menor productividad. Un segundo rasgo físico de importancia es la profundidad torácica y abdominal o amplitud existente entre la línea dorsal y la línea ventral. Y, finalmente, los aplomos que son vitales tanto en hembras como en machos. 

Características de cada raza

ALPINAS

ANGLONUBIANAS

Esta raza se caracteriza por sus grandes orejas caídas y el perfil combado. Presenta diversos colores, a veces con manchas dispersas en el cuerpo.

LA MANCHA

Su rasgo más característico es la oreja muy corta. Hasta cinco centímetros en las hembras y de solo un centímetro en los machos. Es una raza con registro de alta producción lechera. Tiene un temperamento excelente, es un animal robusto y versátil que puede soportar condiciones adversas

SANNEN

Ubres bien implantadas, uniformemente desarrolladas, de forma globular, sin división, y pezones de mediano grosor más largos que cortos, apuntando ligeramente hacia adelante

TOGGENBURG